El ABC de armado de maletas: por qué llevar su propia ropa de cama al viajar

El ABC de armado de maletas: por qué llevar su propia ropa de cama al viajar

Cuando se habla de viajes, muchas personas tienden a centrarse en el destino, los atuendos, las actividades y las atracciones turísticas. Sin embargo, no hay que pasar por alto la importancia del descanso durante la estadía en ese otro destino. Tome algunas precauciones para evitar dormir con sábanas sucias o mal lavadas que puedan albergar bacterias o irritar su piel, llevando sus propias sábanas. Siga leyendo para saber más.

1. Vuele más cómodo

Quienes vuelan a otras ciudades o países con cierta frecuencia, ya saben que a veces los aviones no ponen a disposición de los clientes mantas y almohadas, y aún cuando lo hacen, suelen ser reutilizadas; de materiales artificiales que pueden irritar la piel; o mal higienizadas. Para garantizar un descanso confortable y evitar una erupción repentina, o dormir sobre el sudor o la saliva de otra persona, lo mejor es llevar sus propias sábanas en la maleta y dejar a mano nuestra almohada viscoelástica de viaje TRAVELLER. Esta almohada enrollada ocupa un espacio mínimo, lo que la hace ideal para los vuelos.

2. Escalas o retrasos inesperados

Hoy en día, los retrasos en los vuelos son más comunes que nunca. Para muchos, esto significa pasar algunas (o muchas) largas horas en el aeropuerto esperando el siguiente vuelo o intentar dormir un poco en los asientos de la terminal o incluso en el suelo durante las escalas. Si se encuentra en esta situación, se alegrará de haber traído esa manta y esa almohada extra. Los aeropuertos pueden estar repletos de bacterias, por lo que llevar la almohada viscoelástica de viaje TRAVELLER es una gran opción, ya que sus propiedades antibacterianas inhiben el crecimiento bacteriano de forma natural y permanente. Además, viene con una funda de almohada impermeable, perfecta para padres que viajan con sus pequeños.

3. Sábanas de hotel sucias o sin desinfectar

No es por arruinar la diversión, pero un estudio realizado hace unos años descubrió el preocupante hecho de que algunos hoteles no cambiaban las sábanas entre huéspedes. Aunque a veces las leyes estatales lo exigen, no hay garantía de que se cambien. Además, las investigaciones con cámara oculta también han confirmado que las sábanas no se lavan con regularidad. E incluso cuando sí se lavan, la mayoría utiliza detergentes a base de peróxido, que pueden provocar alergias o reacciones cutáneas. Para evitar gérmenes, suciedad, ácaros del polvo, olores extraños, o simplemente la idea de dormir en sábanas con la suciedad corporal de otra persona, es mejor simplemente empacar sus propias sábanas y cambiarlas una vez que llegue a la habitación del hotel, Airbnb u hostal.

4. Sábanas ásperas e incómodas

Muchos hoteles no invierten en sábanas de alta calidad. Esto significa que lo más probable es que al llegar se encuentre con sábanas ásperas que no son nada cómodas para descansar. Especialmente en los próximos meses, cuando el calor se haga sentir, será todo un reto conciliar el sueño con este tipo de sábanas, ya que tienden a generar más calor. La mejor alternativa para evitar las calurosas noches de insomnio cuando se viaja y también si se tiene la piel sensible es llevar con usted la superficie impermeable y fría POLARIS, que reduce la temperatura de la piel del usuario hasta alrededor de 1°C, consiguiendo una importante mejora del confort. Además, su superficie es excepcionalmente suave y delicada con la piel.

5. Ropa de cama para todos

Cuando se trata de familias numerosas o de amigos que viajan juntos, a veces alguien tendrá que dormir en el sofá o en el sofá cama. Sin embargo, los hoteles no siempre proporcionan suficiente ropa de cama para todos los huéspedes, lo que podría dejar a los que no tienen cama durmiendo incómodamente también sin mantas ni almohadas. Llevar sábanas bajeras es una buena forma de evitar este problema y, al mismo tiempo, ahorrar dinero en lugar de comprar sábanas nuevas cada vez. Todo el mundo podrá dormir cómodamente y evitará despertarse molesto, ¡lo que significa un viaje feliz para todos!

6. Niños pequeños de viaje

¿Viaja con un bebé? Además de un puñado de baberos y toallas extra, meter en la maleta una sábana bajera es estupendo por muchas razones. En primer lugar, mantendrá al bebé a salvo de los gérmenes que pueden encontrarse en las sábanas sucias o usadas de los hoteles. Tenga en cuenta que la piel de un bebé tiende a ser delicada y para evitar alergias o erupciones es mejor llevar una sábana que esté limpia y sea hipoalergénica. En segundo lugar, los niños pequeños pueden mojar la cama durante la noche, especialmente si están aprendiendo a ir al baño. Llevar nuestra sábana bajera impermeable NATURZINC para niños le hará sentir más tranquilo sabiendo que no tendrá que limpiar o incluso pagar un extra de limpieza en caso de accidente.

7. Comodidad y sensación de hogar

La gente duerme mejor en su propia cama, rodeada de sus almohadas y mantas familiares. Por lo tanto, llevar su ropa de cama le garantiza un sueño confortable. Dado que viajar puede resultar pesado para el cuerpo y la mente, tener con usted su reconfortante manta favoritra para envolverse después de un largo día de actividades puede marcar la diferencia. Lo más probable es que se sienta mucho más feliz durmiendo en sus propias sábanas, independientemente de la cama (o el sofá) en el que le toque dormir.

Ahora ya conoce la importancia de añadir una sábana a su lista de viaje o de equipaje. La clave está en llevar sábanas suaves, impermeables e hipoalergénicas para garantizar un descanso cómodo y seguro en cualquier lugar al que vaya. Un poco de preparación antes de viajar puede contribuir en gran medida a garantizarle un mejor descanso y un mejor viaje.

Publicación relacionada

Últimas noticias

magnifiercross