Cómo dormir fresco y cómodo este caluroso verano

<strong>Cómo dormir fresco y cómodo este caluroso verano</strong>

El verano se acerca y es hora de idear algunas estrategias para mantenerse fresco y lograr un sueño cómodo y reparador. El calor intenso puede ser estupendo para ir a la playa y broncearse. Sin embargo, el calor excesivo y permanente puede provocar problemas, sobre todo a la hora de dormir. Por eso, para que las noches calurosas no interrumpan su sueño, los siguientes “aliados” pueden ayudarle a mantener su cama fresca y conseguir un descanso reparador.

1. Ducha con agua fría antes de ir a la cama

Durante los meses más calurosos, las duchas frías son una de las estrategias favoritas de muchos para refrescarse. Es especialmente útil antes de irse a la cama, ya que ayudará a su cuerpo a refrescarse. Tomar una ducha fría bajará su temperatura corporal, dejándole fresco y listo para dormir como un bebé. 

2. Ropa de dormir suave y transpirable

Cuando hace calor, es imprescindible irse a la cama con algo ligero y suave para evitar los sudores nocturnos. Si usted suele sufrir las altas temperaturas, lo mejor es utilizar un pijama con un tejido termorregulador y transpirable para dormir cómodamente y evitar la desagradable acumulación de sudor o calor. 

3. Funda de almohada fría (sí, existen)

¿Sabía que gran parte del calor corporal se irradia por la cabeza? Por eso es importante prestar especial atención a la almohada, especialmente en esta época. En lugar de tener que despertarse continuamente para girarla hacia el lado fresco, utilice nuestra funda de almohada fría e impermeable POLARIS para dormir cómodo y fresco toda la noche.

Esta funda reduce la temperatura de la piel aproximadamente 1 °C, consiguiendo una mejora significativa del confort y proporcionando una sensación de frescura continua. Sus características de frescura, impermeabilidad y transpirabilidad la hacen ideal para las personas con piel sensible y aquellas que tienden a sufrir sudores nocturnos, ya que se seca rápidamente. La funda de almohada fría e impermeable POLARIS es esencial para combatir los sudores nocturnos y los sofocos. 

4. Sábanas de superficie fría

Si quiere dormir en una cama fresca y cómoda, empiece por las sábanas. Para esas noches de calor intenso, lo mejor es contar con ropa de cama fresca, impermeable y transpirable para permitir una transferencia óptima del calor de su cuerpo y evitar romper en un sudor febril.

Una buena opción es utilizar la sábana de superficie impermeable y fría POLARIS. ¿Por qué? Porque ayuda a regular la temperatura corporal para lograr mayor bienestar y noches de sueño reparador aún si la temperatura no desciende. Además, también conviene lavar las sábanas con regularidad, ya que así se sentirán más frescas al contacto con la piel y tendrán mejor aroma. 

5. Hidratación

Por último, una de las mejores formas de refrescarse es mantenerse hidratado. Beba un vaso de agua fría antes de acostarse para evitar despertar con dolor de cabeza y deshidratado. 

Estos consejos prácticos le ayudarán a estar preparado para las noches calurosas y a despertarse renovado para disfrutar de las actividades de esta época. Cada pequeño cambio puede suponer una gran diferencia en la calidad de su sueño y ayudarle a conseguir un descanso reparador, ¡incluso cuando las temperaturas se disparan!

Publicación relacionada

Últimas noticias

magnifiercross